Monumentos Artísticos

Breve Descripción de los Monumentos Artísticos de Alagón

Texto: Pilar Pérez Viñuales

 

IGLESIA PARROQUIAL DE SAN PEDRO ÁPOSTOL

Ejemplo del mudejar aragonés. Muy posiblemente fue la mezquita aljama musulmana. Su fábrica original construida en ladrillo data de la primera mitad del sigloXIV.

A comienzos de la Edad Moderna se le añaden las capillas laterales del Santo Cristo y la Virgen del Carmen (actual pórtico de entrada), con bellas yeserías de motivos mudéjares y renacentistas; también se le añade un tramo a los pies dotado de coro alto.

Las capillas laterales de Santa Ana y San Antonio son ya de fábrica barroca. La iglesia primitiva consta de nave única con dos tramos cubiertos con bóveda de crucería, tiene ábside poligonal de cinco lados al exterior y semicircular en el interior. Es de destacar el retablo mayor de madera dorada y policromada del siglo XVI y la capilla del Santo Cristo con un precioso retablo e imagen de Cristo Crucificado.

La torre, de estilo mudéjar, es de planta octogonal y en su interior, la estructura responde a la de los alminares almohades. Por el exterior, presenta tres cuerpos bien diferenciados; el inferior es de paredes lisas, posee un reloj de sol del siglo XVII. El segundo cuerpo tiene una preciosa decoración de arcos mixtilíneos entrecruzados, rombos y esquinillas. El último cuerpo, dividido a su vez en dos zonas de vanos separados por fajas de esquinillas, reforzado por un friso de doble zig-zag, aloja el cuerpo de campanas.

ERMITA DE LA VIRGEN DEL CASTILLO

Está emplazada en la parte más alta de la población y su toponimia nos induce a pensar que en ese emplazamiento hubo una fortificación. La ermita está vinculada a la milagrosa aparición de la Virgen cuando la reconquista de Alagón por Alfonso el Batallador. Lo más antiguo que se conserva es el presbiterio, que está abovedado con crucería estrellada de principios del siglo XVI. La nave consta de cinco tramos cubiertos con bóveda de lunetos. Lo que tiene verdadero interés es la imagen de la Virgen del Castillo, que es una talla de tradición románica de hacia 1300.

IGLESIA DE SAN JUAN

En la Edad Media perteneció a la Orden de San Juan de Jerusalén. Antiguo convento de agustinos descalzos. La iglesia fue abandonada tras la desamortización hasta el año 1875 en que es reinstaurada por los misioneros del Corazón de María. La fábrica actual es barroca y consta de una nave con presbiterio recto más seis tramos con lunetos. Las capillas laterales son muy profundas y comunicadas entre si. La fachada es plana y consta de tres cuerpos, el central corresponde a la nave. Tiene porche de acceso con tres arcos de medio punto sobre pilastras y, sobre ellos, huecos de iluminación. Remata la facha con una -espadaña.

IGLESIA DE SAN ANTONIO DE PADUA

La Compañía de Jesús se instaló en Alagón en la segunda mitad del siglo XVII, construyéndose la iglesia en la primera mitad del siglo XVIII. Es de nave única cubierta con bóveda de lunetos, tiene capillas entre los contrafuertes con tribunas

sobre ellas. Posee así mismo cúpula nervada en el crucero. El efecto interior se deja sentir en la ornamentación de estucos y celosías de madera de las tribunas. También son de interés algunos de los retablos, posiblemente del taller de los Ramírez. El exterior, salvo el basamento y la portada labrados en piedra sillar, es de ladrillo, destacando la torre a los pies y la cúpula sobre el crucero cubierta con teja vidriada de colores verde, amarillo, blanco y azul que nos recuerda a las del Pilar de Zaragoza.

CASA DE CULTURA

Antiguo colegio de la Compañía de Jesús. Es un edificio de grandes proporciones, construido junto a la iglesia de San Antonio en el siglo XVIII. Consta de cuatro plantas, falsa y sótano, de concepción muy simple desarrolladas en torno a un pasillo que recorre el edificio por su lado norte. Toda la ornamentación se concentra en la escalera y patio de entrada. El exterior es de ladrillo aparejado a tizón de tradición mudéjar. Cabe señalar, por lo original, la esquina redonda que da a la plaza de la Alhóndiga.

En este importante edificio podemos admirar también el mural atribuido a Francisco de Goya que corona la caja de escaleras. Es una pintura al fresco que bajo el nombre de "La Exaltación del nombre de Jesús" nos presenta un tema religioso, destacando, de forma notable, el rompiente de gloria y las figuras de los angelotes pintados.

CASCO URBANO

El casco urbano de Alagón contempla en su parte más antigua la división de distintos barrios históricos. El Barrio de la Judería acoge en su seno la huella del pasado sefardí con algunas construcciones heredadas  de época Casas Mudéjares medieval con la estructura urbana de calles estrechas y sinuosas y callejones ciegos. Sabemos de la existencia de una sinagoga con su corral y bañuelo, la carnicería, panadería y taberna. Por su parte, el Barrio Islámico nos acerca a la cultura musulmana al pasear por la calle de la I Alberca, la Plaza de la Alhóndiga lo la calle de las Damas. Alagón la coge una numerosa I representación de edificios de I estilo mudéjar y viejas casonas de los siglos XV, XVI o XVII. A I destacar el edificio de la Peña Sajeño-Alagonesa, ejemplo de Barrio Judío arte mudéjar aragonés de arquitectura civil de los siglos XV y XVI y la hermosa casa de la calle de las Damas con su inscripción religiosa: "Mira pecador cual vives, porque de la misma suerte que es la vida, así es la muerte". Cabe mencionar también, de época contemporánea, la Plaza de Toros y el edificio de la Fábrica Azucarera.
El municipio ha ido ensanchando su estructura urbana de forma continuada con nuevos barrios y construcciones de bloques de pisos y casas unifamiliares.


La Azucarera de Alagón

Fábrica de Nuestra Señora de las Mercedes 

Texto: Javier Peña Gonzalvo. Arquitecto.

Adjuntos:
Descargar este adjunto (Azucarera.pdf)La Azucarera de Alagón[Folleto Informativo]

vista_area_Small

La fábrica azucarera de Alagón se inauguró en 1900 y fue una de las primeras azucareras aragonesas que se levantaron del cmapo aragonés por la remolacha azucarera y la proliferación de este tipo de factorías.  La elección de su emplazamiento respondía a una serie de requisitos: la fertilidad de su vega, la abundancia de agua y la existencia de una estación de ferrocarril.

Esta azucarera se integró en el año 1903 en la Sociedad General Azucarera y mantuvo su rpoducción hasta 1975, pasando desde eses año hasta 1993 a funcionar únicamente como planta de estuchado.  Además de la planta destinada al tratamiento de la remolacha para su conversión en azúcar, la fábrica de Alagón contaba con una refinería y con una sección de envasado tanto ensacos de varios kilos como estuchado de terrones y sobres.  Su maquinaria era de procedencia extranjero, principalmente alemana y austriaca, alcanzando, en los años veinte, una capacidad de molienda de 1.000 toneladas de día.  Además, a partir de la campaña de 1921-1922 la Azucarera de Alagón recibía de la de Gallur el jugo que ésta extraía de la remolacha, por lo que la producción de azúcar era, si cabe, todavía mayor.

Declarado el 19 de abril de 2007 "Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés", este conjunto de arquitectura industrial es, sin duda, uno de los más interesantes de Aragón.  La mayor parte de los edificios conservados fueron contruidos a comienzos del siglo XX, aunque también hay edificios de los años treinta e incluso de los años sesenta correspondientes a diversas ampliaciones de la planta.  Dentro del conjunto no todos los edificios tienen la misma imortancia en el proceso industrial ni el mismo interés patrimonial como representantes de la arquietctura industrial aragonesa.

Texto: Javier Peña Gonzalvo. Arquitecto

Interesante conjunto medieval, con distintos barrios cristiano, musulmán y judio. Características casonas de estilo mudéjar de los siglos XVI y XVII
El casco urbano de Alagón contempla en su parte más antigua la división de distintos barrios históricos. El Barrio de la Judería acoge en su seno la huella del pasado sefardí con algunas construcciones heredadas de época medieval con la estructura urbana de calles estrechas y sinuosas y callejones ciegos. Por su parte, el Barrio Islámico nos acerca a la cultura  musulmana al pasear por la calle de la Alberca, la Plaza de la Alhóndiga o la calle de las Damas. Además, la villa, cuenta con una numerosa representación de edificios civiles de estilo mudéjar y viejas casonas de los siglos  XV, XVI o XVII.

Se puede realizar una ruta histórico-artística por Alagón paseando por todo el casco antiguo y visitando los edificios de interés. Así se inicia el recorrido en Plaza Fernando el Católico (Paradero), calle Mayor y Plaza de España (Ayuntamiento y Monumento a las Culturas), se continúa por la calle Costa (antigua Alberca) hasta la Plaza de San Juan (Iglesia de San Juan), subida por las escaleras del Castillo (Ermita de Ntra.Sra.del Castillo), calle de San Pedro ( Iglesia y Torre Mudéjar de San Pedro), Plaza de la Alhóndiga (Kiosko de la música) y Plaza de San Antonio (Iglesia de San Antonio y Casa de Cultura – medallón de Goya y Museo de Arte Contemporáneo Hispano-Mexicano), Barrio de la Judería y calle de Las Damas ( casas mudéjares), calle Jota Aragonesa ( Peña Sajeño-Alagonesa), para finalizar de nuevo en la Plaza de España. Cabe mencionar también la Plaza de Toros y el edifico de la antigua Fábrica Azucarera.

Antiguo colegio de la Compañía de Jesús del siglo XVIII, en el podemos admirar el mural atribuido a Francisco de Goya y el Museo de Arte Contemporáneo Hispano-Mexicano

Antiguo colegio de la Compañía de Jesús.  Es un edificio de grandes proporciones, construido junto a la iglesia de San Antonio en el siglo XVIII. Consta de cuatro plantas, falsa y sótano, de concepción muy simple desarrollada en torno a un pasillo que recorre el edificio por su lado norte. Toda la ornamentación se concentra en la escalera y patio de entrada. El exterior es de ladrillo aparejado a tizón de tradición mudéjar. Cabe destacar, por lo singular, la esquina redonda que da a la plaza de la Alhóndiga.

En este importante edificio podemos admirar el mural atribuido a Francisco de Goya que corona la caja de escaleras. Es un fresco que bajo el nombre de “La Exaltación del nombre de Jesús” nos presenta una composición de temática  religiosa y en él se puede apreciar, especialmente, la variedad cromática de la escena, con un rompiente de gloria, la rotundidad del dibujo y los volúmenes de los angelotes pintados. En la planta sótano se encuentra ubicado el Museo de Arte Contemporáneo Hispano-Mexicano.

La rehabilitación del edificio

Texto: Proyecto de rehabilitación de Javier Peña Gonzalvo.

 

La Casa de Cultura ocupa el edificio de las Escuelas Viejas, antiguo Colegio de Jesuitas. La Compañía de Jesús se establece en Alagón en 1655, si bien, un siglo antes, habían llegado de forma provisional tras ser expulsados de Zaragoza por primera vez.

El actual edifi­cio se construye en 2 fases, la primera de ellas de forma simultánea con la iglesia de San Antonio, a la que está adosado. La segunda fase, con muros más gruesos, es la parte con fachadas a las plazas de San Antonio y de La Alhóndiga.

El edificio fue proyectado probablemente por el hermano Antonio Forcada. Nacido el 22 de marzo de 1701 en Zaragoza, ingresa en la orden jesuita en 1735 y en 1745 marcha a Buenos Aires, por lo que la casa debió proyectarse entre estas dos fechas. En 1741, este mismo herma no proyectó el colegio de Tarazona, que guarda estrecha relación formal con el de Alagón y con el de Calatayud (también contemporáneo). Cuando marcha a América, lleva consigo documentación gráfica de estos colegios, y de los de Alicante, Madrid, Tarragona, Valencia, Gandía y Cádiz, con los que se basa para diseñar diversos edificios de la provincia de La Plata. La planta proyectada (a la que so le adosaba la iglesia) era un rectángulo de 260 x 200 varas de Aragón, en el cual se inscribía un amplio patio de 190 x 70 varas.

Constaba, en planta baja, de las siguientes a estancias, según consta en la planta original del edificio, conservada en Argentina:
1.    Yglesia
2.    Capillas.
3.    Sachristia
4.    Antesachristía
5.    Torres
6.    Escala principal
7.    Portería
8.    Refictorio y de Profundis
9.    Graneros.
10. Cozina
11. Dispensa
12. Transitos
13. Aposentos
14. Escala escusada
15. Bodega de Aceyte
16. Portería reglar y Molino de aceyte
17. Caballeriza
18. Lugar común
19. Descubierto

El edificio actual tuvo que ser construido, pues, entre 1735 y 1767, fecha esta última en la que los jesuitas son expulsados de España.

El  edificio conservado, es pues producto de fases constructivas; una tercera fase, hoy no conservada, debió existir ante lo plaza de La Alhóndiga hasta que se derribó en los años 40 para levantar sobre su bodega la residencia de ancianos, vuelta, a construir en 1983. Las 2 a las restantes, no serian, en tal caso, construidas en ningún momento, lo cual es constatable en la disposición del muro próximo a la callo de la Judería, que posee llaves para proseguir la obra interrumpida, que no se preveía inmediata, ya que el rafe se ejecuto con las mismas molduras que en el muro definitivo, lo que indica la intención do no proseguir la edificación en esta ala de 1a casa.

La disposición de la planta ejecutada, varía sensiblemente de la del proyecto del Hermano Forcada, ya que la nave adosada a la Iglesia es algo más ancha, más corta -no alcanza la calle Judería como en el proyecto y con muro de carga. entre el pasillo y las salas.

Así mismo, la escalera principal es de mayores dimensiones, alcanzando el pasillo, y la puerta principal se emplazó en un extremo de la fachada a la plaza San Antonio.

La iglesia también se edificó con variaciones con respecto al proyecto, ya que se construyó una cúpula en el centro do la nave principal.

El edificio actual, con planta en forma de L, es de 4 plantes, falsa, y sótano en la parte del edificio recayente a las plazas. El acceso principal se efectúa por la plaza de San Antonio, si bien tiene otros accesos por el patio, al cual so accede por una pequeña portada del siglo XVIII desde la calle de la Judería.

La planta, de concepción muy simple, se desarrolla en torno a un pasillo que recorre el edificio por su lado norte, junto a la iglesia, al cual dan todas las estancias, iluminadas desde el patio, salvo los extremos, que lo hacen desde el exterior.

Toda la ornamentación se concentra en la escalera y patio de entrada. La escalera descansa sobre columnas toscanas, de mayor dimensión, las de la planta baja en consonancia con su mayor altura. Se remata con bóveda gallonada presidida por un fresco con el emblema de la Compañía de J.H.S.

El exterior, muy sobrio, es de ladrillo y está concebido según el ideal estético de la arquitectura civil aragonesa de tradición mudéjar. La fuerza compositiva de las fachadas reside en la sencillez general de sus muros y en la mayor riqueza ornamental de su remate, constituido por un “mirador de arquetes” tradicional en la fachada de la calle de la Judería, y un “mirador” arquitrabado, ciego en ocasiones, en las demás fachadas. Finalmente el rafe, muy rico, de ladrillo aplantillado, sirve de digno remate a las fachadas del Colegio.

Los huecos exteriores tienen dintel de ladrillo a sardinel, con arco rebajado, y con ladrillos aplantillados resaltados {estos últimos únicamente en la fachada del patio de luces). Los intradoses están revocados. La carpintería es de madera, en gran parte muy transformada, aunque conser­van muchos de los huecos, el cabecero original de madera tallada.

La portada de la plaza de San Antonio, está flanqueada por dos columnas de orden corintio, con frontón curvo que encierra un escudo. Éste posee 7 cuarteles en los que pueden distinguirse las armas de Aragón, Castilla, León y Granada; está bordeado por el Toisón do Oro. Este escudo nos indica que tal vez fue un miembro de la familia real quien realizó la fundación del co­legio en Alagón,

La iglesia de San Pedro Apóstol  está situada sobre una loma, en lo más alto de la Villa, junto a la Iglesia de Nuestra Señora del Castillo.

Esta iglesia, comenzada a construir en el siglo XIII y acabada en el siglo XIV (salvo la torre, que se aprovechó el alminar de la anterior mezquita que ocupaba su solar), constaba en origen de nave única de dos tramos y ábside semicircular al interior y poligonal al exterior, añadiéndose un tramo más para el coro alto y dos capillas laterales a finales del siglo XV.

Posteriormente, a mediados del siglo XVI, se recreció su perímetro con un mirador de arquetes de doble rosca y en el siglo XVII se abrieron dos capillas más de estilo barroco en el primer tramo.

Responde a la difundida tipología de iglesia mudéjar de amplia nave única, que permite la creación de un espacio unitario y diáfano, construido totalmente en ladrillo.

En cuanto a su decoración interior, destaca la Capilla de la Virgen del Carmen, con una embocadura de yesería con motivos góticos, renacentistas y mudéjares combinados. Exteriormente, la decoración se concentra en el ábside, donde se superponen varias bandas decorativas con motivos mudéjares inspirados en los de la torre (esquinillas, zig-zag, cruces en hueco...) en torno a los dos grandes vanos apuntados, hoy parcialmente cegados.

En el interior de la iglesia podemos hallar diversas capillas, como la del Santo Cristo, del siglo XV, la de San Antón, la de Santa Ana, la de San Antonio de Padua.

La torre, situada en el ángulo suroccidental del templo, tiene planta octogonal, con la tradicional estructura de la arquitectura zagrí y mudéjar de torre y contratorre y entre ambas la escalera cubierta con bóvedas enjarjadas. Consta de tres cuerpos, entre los que destaca el segundo por sus originales motivos decorativos. Considerada como uno de los más bellos ejemplares de torre mudéjar de Aragón, forma conjunto con el grupo de torres octogonales de la Ribera Alta del Ebro: Tauste, Pradilla, y San Pablo de Zaragoza, todas ellas con el común denominador de su muy probable construcción en el siglo XI, durante la Taifa de Saraqusta.

La iglesia cuenta igualmente con el Retablo del Santo Cristo, datado hacia 1470 y de influencias alemanas, que fue objeto de una cuidada restauración el año 2006.

La Iglesia de San Pedro Apostol de Alagón. El nacimiento de la Arquitectura Mudejar.

Texto: Javier Peña Gonzalvo. Arquietcto

Para conocer detalladamente toda la evolución constructiva de la Iglesia de San Pedro Apostol, no dejes de visitar el Web: El nacimiento de la arquitectura múdejar

Fases de Construcción
  1. Marrón. S. XI. Andalusí zagrí. El alminar, hoy campanario, se conserva íntegro. La ubicación de la mezquita está en relación con la del ábside; la plnata y tamaño, supuestos, se han tomado de la parte del S. XI. Nave y torre pequeñañ. Mudéjar.
  2. Rojo. Hacia 1200. Ábside mudéjar.
  3. Naranja. S.XIV Nave y torre pequeña. Mudejar.
  4. Amarillo. Hacia 1500. Coro y capillas del tramo segundo. Mudéjar.
  5. Verde. Ampliaciones de los siglos XVII y XVIII.